El amor laberíntico en los mangas BL de Shoowa

La gran distancia de aquel amor idealizado, historias ajenas a un sentimiento entre lo cliché y que facilita ese extraño proceso de ser amado; son algunas de las características de los mangas BL de Shoowa.

0

Los celos, el amor de flechazo,  los triángulos amorosos predecibles, diría que son una parte muy diminuta en las historias de Shoowa. Por otro lado, el olvido, la soledad como una sentencia, la muerte, los espejismos; los recuerdos que regresan en formas carnales, y hasta personajes hechos de circuitos que llegan a amar, son  parte de todo el amor laberíntico que llegan a crear los manga BL de Shoowa.

Mangas Shoowa

Me atreveré a escribir que cada vez encuentro más complicado encontrar historias dentro del yaoi que puedan causar un impacto verdadero. Nakamura Asumiko, Miyamoto Kano, Junko, Yoneda Kou y Shoowa, son algunas mangakas que han causado ese impacto; principalmente es por su distancia con fórmulas conocidas dentro de la concepción del amor.

En el caso de Shoowa todo surge como un laberinto desde el planteamente de historias entrecruzadas en los mangas. Hasta el mismo enredo individual de cada personaje. Para quienes quieran adentrarse en este laberinto, recomendaré tres mangas.

Jin to Neko wa Yobu to Konai

Jin to Neko wa Yobu to Konai
“Quiero amar, quiero ser amado, quiero hacer esto, quiero hacer aquello,  quiero que él haga esto…él no lo haría. Quiero parar, pero no puedo parar”

El asesino a suelo, Mari, y el informante, Jin; ambos amigos de infancia tratan de sobrevivir en un París donde el crimen parece haber llegado a un estado casi natural. Mari, está en el permanente intento de eliminar todo sentimiento hacia aquel amigo que solo lo llama por comida y por trabajo. Jin, sin un interés particular de retribuir sus sentimientos; pero con las ansias de encontrar a alguien que apacigüé su sensación de soledad termina saliendo con uno de los miembros de un grupo enemigo.

Al ser testigo de uno de los nuevos amores de Jin, Mari comenzará a caer en ese enredo, lleno de dudas y de cierto resentimiento. Reforzando una de las corazas más interesantes en historias BL; un personaje que recurre al humor y el rechazo constante de toda muestra de amor por otros. Jin, por otro lado, empezará una nueva relación pero su pasado; donde ofrecer su cuerpo nunca supuso un problema ahora arde en él y en quien ama.

Koujitsusei no Tobira

Koujitsusei no Tobira

Una historia mucho más compleja, que no puede ser terminada de ser comprendida hasta su final. Kai llega a la casa de Cys Buegette, el hermano de su padre adoptivo quien acaba de morir; pero su regreso no solo es para encontrar un lugar donde dormir y ser acogido. Ha esperado tanto por encontrarlo. Pero Cys apenas sabe quien  es, su llegada es una sorpresa, porque todos aquellos recuerdos sobre Kai han desaparecido.

El experimento de implantar recuerdos o de desecharlos. El secreto guardado del encuentro de Kai y Cys hace muchos años y entre todo ello aquel personaje araña; Jin, que aparece en esta historia como un nuevo elemento, como el informante y quien terminará salvando a uno de ellos. Una historia que no da paso a ser resumida, pero si digna de una lectura dedicada.

Non Tea Room

Non tea room

Diría que es necesario leer Jin to Neko wa Yobu to Konai para terminar de cerrar una de las incógnitas de este manga. Non tea room se distancia de los asesinatos, y ese toque casi policiaco de las anteriores dos historias. Pero así como las otras da guiños de sus personajes en ellas.

Kenta y Renji son dos músicos que llegan a conocerse en un encuentro de los líderes de sus bandas. Luego de compartir gustos en música, skateboarding, Renji logra que Kenta sea capaz de mostrar más sus emociones; pero detrás de esa personalidad hiperáctiva, y las sonrisas, Renji trata de sanar una herida previa. La de haber sido amado por alguien que solo lo quiso por ser el espejismo de un amor que no pudo olvidar. Renji, ha encontrado a alguien quien es capaz de amarlo sin compararlo, pero el camino a tenerlo no será tan fácil.

En otra historia, aparecen Susumu y Modoru. Susumu, luego de un accidente fatal ha logrado volver, aún con su apariencia humana pero con un interior lleno de circuitos. Sin embargo, dentro de ese interior permanece su amor por Modoru, aquello que puede provocar que todo su ser artificial se quiebre.