Se mi estrella fugaz: Hirunaka no Ryuusei

Entre amores imposibles y triángulos amorosos, Hirunaka no Ryuusei marca la diferencia entre los mangas shōjos. Con una estética y una historia atrapante, Yamamori Mika nos lleva a un mundo de relaciones y amistades duraderas.

0

Llega la primavera y es casi inevitable que se formen algunos romances. Pero si eres de los que prefiere leerlos en vez de vivirlos, este manga es para tí. 

Hirunaka no Ryuusei, o también conocido como Daytime Shooting star, es un manga shōjo escrito e ilustrado por Yamamori Mika. Misma autora que nos trae Tsubaki Chou Lonely Planet.

Hirunaka no Ryuusei, Yamamori Mika.

El manga comenzó a publicarse desde 2011 en la revista Margaret, la cual se enfoca especialmente en mangas shōjo. Finaliza el año 2014 con un total de 12 volúmenes, alrededor de 78 capítulos más los especiales.

Sinopsis

La historia nos presenta a Suzume Yosano, una estudiante de secundaria, quien se ve obligada a vivir con su tío en Tokio, debido al traslado de sus padres hasta Bangladesh, por temas de trabajo.

Completamente desorientada y tratando de buscar la casa de su tío, se encuentra con un joven quien la ayuda a llegar a su destino. Al comenzar las clases, se da cuenta que el extraño que la ayudó es su profesor jefe, Satsuki Shishio.

Con su particular personalidad, Yosano va formando amistades con sus compañeros de clase, en especial con Daiki Mamura, quien teme relacionarse con niñas. Es así, como los personajes se irán entrelazando y de a poco comenzarán las tensiones amorosas.

¿Y si no me gusta el shōjo?

Hirunaka no ryuusei marca la diferencia, en la manera en la que se relacionan y resuelven los problemas amorosos. Como sello característico de Yamamori Mika, vemos presente la diferencia de edad y el cómo esto dificultará la relación, además de los triángulos amorosos.

Sin duda que el punto fuerte de este manga es el estilo que posee. Una estética agradable a la vista, y que no llega a sobrecargar ni aburrir. Es propio de los mangas shōjo que busquen resaltar la belleza de los personajes, al punto de volverlo demasiado cursi o ñoño.

Sin embargo, aquí no. Mika sabe entregar una imagen de los personajes acorde a la edad y la temática que aborda.

A medida que se avanza en la lectura, quedas atrapado y con ganas de saber que pasará en el próximo capítulo. Personalmente, no me gusta mucho este género, pero de los pocos shōjo que he visto, es mi favorito.

Totalmente recomendado y de fácil lectura, la historia pasará a formar parte de tus favoritos. ¿Llegará a convertirse en tu estrella fugaz de día?