Primeras impresiones: Koi to Uso

"Los dos creemos en un futuro oculto, así que perseguimos esta triste, triste realidad".

0

Lo que más me agrada al momento de escribir sobre algo que me gusta, es que puedo sincerarme y abrirme a dar mi interpretación de lo que me toca explicar.

Que ninguna de ellas sea su waifu, por favor.
Que ninguna de ellas sea su waifu, por favor.

Ya sea un videojuego, una película o un anime, todos podemos captarlo de distintas maneras y sacando excepciones en algunos temas, mis gustos pueden ser más que peculiares a la hora de analizar el mensaje que he recibido.

Por eso desde el vamos, cabe aclarar que la persona que está escribiendo esto es el rarito que no le gustó la historia de Shingeki No Kyojin, el extraño que no apreció el arte de Yuri on Ice y el ser humano podrido que no puede comprender como Dragon Ball Z deja enseñanzas de vida.

Pero hoy vengo a charlar de un tema en donde se puede permitir divagar un poco, creo yo. Este tema es nada más y nada menos que el amor y las relaciones, en este caso en un anime de actual temporada que siendo sincero, me da más que uno que otro dolor de cabeza y enojos sin sentido.

¿De qué trata “Koi to Uso”?:

Amor y mentiras.
Amor y mentiras. ¡¿ESTO NO DEBERÍA SER NETORARE?!

Para iniciar con buen pie, Koi to Uso tiene probablemente una de las ideas más originales que he apreciado en animes de género romántico desde hace unos 4 años.

Para los no enterados, el anime nos enseña un futuro bastante triste, en donde el gobierno decide con quién tenemos que casarnos y relacionarnos toda la vida, como una medida de proteger y crear generaciones sanas, para nada corruptas.

Esto claro está, es el problema y temática de la serie. Obviamente todos esperamos que el protagonista no quiera cumplir esa ley y claramente ubique su corazón en una persona con la cual no fue destinada a estar mientras sobrevive a un matrimonio arreglado. Y déjenme decirles que si pensaron eso, están en lo correcto.

Mis impresiones:

Koi to Uso debe tener uno de los fetiches más raros: Gomas de borrar y una charla de primaria. Excelente.
Koi to Uso debe tener uno de los fetiches más raros: Gomas de borrar y una charla de primaria. Si, Japón.

El problema radica creo yo, en como se cuenta la historia y en lo que nos intentan hacer sentir. Tenemos escenas que nos hacen sentir que en efecto, el protagonista es alguien decidido, pero sin embargo en otras lo muestran como un fracasado que solo tiene fetiches con una vieja charla y una goma de borrar (Si, es raro de explicar pero voy en serio).

Pero avancemos de a poco, el protagonista decide que esa ley no tiene sentido, entiende que debe sacar a la luz sus sentimientos. Sin embargo queda plantado en su cita y cuatro horas después esa persona aparece sin sentido y razón aparente.

Todo termina ocurriendo en la pura casualidad, es el tiempo justo para que tengamos una declaración, la pueda besar y se entere con quién se va a casar al minuto, quien resulta no ser esa persona, obviamente (¿O sí?).

Pronto viene la esposa asignada, todo parece ser un triángulo amoroso, ¿No?. ¡Incorrecto!. Intenta que el protagonista pueda tener una relación con su amor de toda la vida, obligando que se besen enfrente de ella.

"No me importa si seguimos viviendo una mentira, solo déjame nadar en este sueño".

Al final nuestro protagonista, termina cambiando de actitudes decididas a ser una persona deprimida, problemática. Siente que no es correcto besar y estar con quién realmente ama, lo siente “falso”, simplemente cede al “placer” (De ahí el nombre traducido, “Amor y mentiras”).

Al final, ¿Con qué me quedo?:

El autor del manga, el estudio del anime, nosotros, Japón, la ONU y dios sabe que esto está mal.
El autor del manga, el estudio del anime, nosotros, Japón, la ONU y dios sabe que esto está mal.

No hay que ser Sherlock Holmes para saber que cualquier persona en este mundo cedió al placer. Este puede ser tanto sexual, o un simple beso, una comida o infinitas razones. Yo no estoy en este artículo catalogando si esta bien dejarse llevar por algo sin sentir amor, eso es la opinión de cada uno.

El problema es cuando un producto como Koi to Uso me intenta ofrecer una historia sobre amores imposibles y finalmente solo termino viendo mentiras y vueltas de rosca más profundas y complicadas, que solo me hacen sentir mal, ya que me han transmitido otros sentimientos desde un inicio.

Se suma un bonito Yaoi sin sentido también, pero eso ya no es importante. El punto es que Koi to Uso intenta llegar al espectador de diferentes maneras y a mi solo me transmite malos sentimientos.

Cuando de a momentos puedo desear un amor imposible, o que nuestro protagonista luche por la verdad, luego puedo sentirme un asco por ver como ese amor termina siendo un placer de atracción y no un amor hacía otra persona.

¿Qué es Koi to Usó? Para mi solo es un dolor de cabeza.
Pero no es un dolor de cabeza como Evangelion o Occultic Nine, es un dolor de cabeza feo, como el anime de Pupa o la animación de Dragon Ball Super. Y eso es grave.

¿Puedo recomendar a Koi to Uso desde mis impresiones en estos tres capítulos que van transcurriendo?:

Podrás llegar tarde a una cita y hacerme pensar que solo sos un objeto sexual, pero me caes bien.
Podrás llegar tarde a una cita y hacerme pensar que solo sos un objeto sexual, pero me caes bien.

Si, claro que si, es una propuesta que a pesar de tener sus errores, te dan vuelta tu cabeza. Puedes sentir millones de sentimientos y aunque no es lo que puedes estar buscando en un ánime del género, puede lograr que te vuelvas loco por la situaciones dadas.

Si un arte logra que piense todo esto en mi cabeza: Felicitaciones, de alguna manera lograste ser bueno.