Las Onna-Bugeisha: Valientes mujeres guerreras

En varias culturas han existido grupos de mujeres fuertes y valientes, que merecen el mismo reconocimiento que los hombres.

0

A lo largo de la historia y alrededor del mundo cada cultura tiene sus guerreros o héroes. De estos se cuentan muchas leyendas historias y sobre todo días festivos para honrar su vida o muerte. Hoy traigo un artículo con un toque feminista, pues la historia tiende a ser desigual con los guerreros.
En varias culturas han existido grupos de mujeres fuertes y valientes, que merecen el mismo reconocimiento que los hombres. En los tiempos antiguos las sociedades machistas fueron más represoras que hoy con sus mujeres sometiéndolas a su voluntad. Pero a pesar de todo esto no fue impedimento para que estos grupos o individuos surgieran con suma notoriedad. Ya sea las míticas valkirias, las amazonas o las adelitas Mexicanas, en cada cultura existieron mujeres hábiles en la guerra. Por supuesto Japón no es la excepción, hoy les traigo un artículo dedicado a mujeres valientes, las Onna Bugeisha.

La Emperatriz Consorte Jingū 神功皇后 en su imbacion al reino que hoy conocemos como corea
La Emperatriz Consorte Jingū 神功皇后

En defensa del hogar y sus seres queridos

Las Onna Bugeisha por traducción nos dice que son Mujeres guerreras, un reducido grupo perteneciente a la clase Samurai. La mayoría esposas, hijas, Hermanas o madres de Samurái, que fueron entrenadas para proteger su hogar en las guerras. La Emperatriz Consorte Jingū 神功皇后 es un gran y famoso ejemplo de un mujer guerrera en Japón. Las Onna Bugeisha comenzaron a ser más frecuentes en los periodos Heian y Karamakura, Periodos de guerras y conflictos. En estas eras, los hombres se ausentaban frecuentemente de sus hogares, atrayendo a los bandidos y asaltantes. En respuesta a esto los guerreros entrenaros a sus esposas, hijas o hermanas para defender su hogar y pertenencias.

Tomoe Gozen montando a caballo con su alabarda
Tomoe Gozen montando a caballo

Mujeres que Ganaron una identidad en la guerra contra otro Clan.

A mediados del periodo Karamakura 1192-1333 las guerras de clanes se intensificaron tanto que se incluyeron mujeres en los ejércitos. Primero con fines defensivos, pero una vez probada su bravura en combate, pasaron a la línea de frente. A diferencia de los Samurai las Onna Bugeisha no portaban Katana, muchos debaten que por su tamaño o fuerza. Cual quiera que fuera la razón, ellas se especializaban en el combate a distancia, usando el Yumi o la Naguinata. El arco o Yumi les permitía mantener a distancia a sus oponentes. Mientras que la Naginata o alabarda, usada en combate mantenía distancia con su longitud y la hoja curva. También eran buenas con dagas y cuchillos, pero su fuerte era el combate a caballo, donde se les retrata mas.

Nakako takeko una de las mujeres onna bueisha que murio por sepuku
Nakako Takeko una de las mujeres mas valientes

La paz su enemigo numor uno

Una vez llegada la paz en el periodo Edo 1603-1868 las mujeres guerreras salían sobrando y su número decayó. En este periodo el poder político y burocrático era exclusivamente ejercido por hombres, quienes relegaron a la mujer al hogar. No obstante las Onna Bugeisha no desaparecieron, aunque Edo  fue periodo pacifico, también había conflictos menores entre clanes. Y aun se ocupaba que algunas mujeres supieran defenderse. Al ser la Naginata el arma que las caracterizo, las posteriores escuelas en su manejo, eran manejadas por mujeres. De aquí en adelante surgieron nombres de mujeres guerreras famosas por sus proesas en combate y manejo de armas. Cronológicamente tenemos a Tomoe Gozen, Hojo Masako, Michiziki Chiyome, Nakako Takeno, personages para que investigues por tu cuenta.

Su injusto reconocimiento por su genero

Actualmente las Onna Bugeisha como guerreas tradicional no existen, como el samurái, solo se les ve  en representaciones y festivales. Lo más cercano que existe lo encontramos en las Autodefensas échale un ojo a ese artículo, la mayoría chicas de zonas rurales que hacen el servicio por tradición familiar o por no poder entrar en una buena universidad. Para concluir, la figura de las Onna Bugeisha es algo que no debe pasar desapercibido, pues jugaron un papel súper importante y no se les da el reconocimiento que merecen.