Las Geisha: Belleza, elegancia y misterio tradicional

Hoy analizaremos La mítica figura de la artista del entretenimiento tradicional japonés mejor conocidos como Geisha.

0
Geisha posando en su Okiya para foto
una Maiko en su ultima etapa de entrenamiento

Las Geishas representan una tradición de arte Belleza y Disciplina.

Hoy analizaremos La mítica figura de la artista del entretenimiento tradicional japonés mejor conocidos como Geishas. Este es un tema fascinante, de atractivo turístico y atributo de identidad cultural reconocible a nivel mundial. En esta ocasión les traigo un artículo donde despejaremos algunas dudas sobre este fascinante oficio tradicional. Algunos de sus mitos y leyendas, pero como ya es costumbre solo de manera introductoria.

La imagen de la Geisha constituye una figura sugestiva llena de elegancia y distinción, sobretodo de disciplina y arduo entrenamiento. Teniendo que dominar la poesía, música, danza y una constante actualización de su cultura y refinamiento. Ser una Geisha no es solo pintarse la cara y usar un bonito Kimono.

Geisha contemplando el paisaje de otoño
Geisha contemplando el paisaje de otoño

Entretenimiento caro solo para una Élite selecta

Las Geisha como ya mencione, orbitan en el ámbito del entretenimiento, como acompañantes de hombres o mujeres importantes. Estos hombres y mujeres están en busca de un entretenimiento más refinado. Las Geisha están presentes para amenizar reuniones y banquetes en las conocidas casas del té. Estas casas de Té en la antigüedad estuvieron ligadas a los barrios de placer durante el Shogunato. Por eso es que erróneamente se le asocia a las Geisha con el negocio de la prostitución. En el periodo feudal, muchas prostitutas vestían como Geisha para atraer clientes, pues los servicios de las Geisha son caros.


Las Geisha mas populares del periodo Edo eran Hombres.

Dicho lo anterior revisemos un poco el origen de estas artistas, este se remonta a principios del periodo Edo. Basando su aspecto y tradición del teatro kabuki, las primeras Geisha eran hombres conocidos como hōkan 幇間taikomochi 太鼓持. Al principio algunas mujeres fueron prostitutas antes de ser Geisha, estas aprendieron baile canto y música de los hōkan. Los hōkan entretenían a los invitados antes de pagar por estar con las cortesanas tocando música o actuando. Para el año 1800 las mujeres fueron reemplazando a los varones y el termino Geisha fue exclusivo solo para mujeres. En ese periodo las casas de Geisha fueron conocidas como Okiya para separarlas de las prostitutas con el registro Kenban. Estas mujeres se dedicaban exclusivamente al entretenimiento como artistas en las Oshaya casas de Té y rara vez tenían sexo.

grupo de Geishas danzando para un festival
grupo de Geishas danzando para un festival

El lado oscuro de las Geisha, un negocio que prospero con la compra y venta de niñas

Como mencione anteriormente las geishas nacieron muy cerca de la prostitución, algunas prostitutas se convirtieron en Geisha. Una vez establecidas sus diferencias con el registro Kenban, las Okiya compraban niñas a familias pobres para su posterior entrenamiento. En la época de las guerras civiles muchos campesinos perdían todo sin poder mantener a sus hijos más pequeños. Solo tenían 2 opciones infanticidio o venderlos, así fue como las Okiya reclutaban. Una vez comprada la infante esta adquiría una deuda con su casa que saldaría con años de servicio. Las niñas servían como sirvientas en labores domesticas y de limpieza hasta los 15 o 16 años. Una vez en edad se convertían en Maiko, aprendiz de Geisha, supervisadas siempre por una hermana mayor. Las Maiko se distinguen de las Geishas por usar kimonos, adornos llamativos y por pintarse solo el labio inferior.


Las Okasan dueñas de las Okiyas, ¿Mujeres Crueles y sin escrúpulos?

Las aprendices tienen un periodo de 6 años de entrenamiento, aportando sus ganancias a la Okasan, dueña de la okiya. Las Okasan se ganaron una reputación de mujeres crueles y despiadadas cuyo interés principal era el dinero. No todas, pero se cuenta que las Okasan tenían la tradición de subastar la virginidad de sus Geisha. Para mejor referencia vean la película de Memorias de una Geisha (o mejor aun lean el libro la película no le hace justicia).

Por lo visto la vida de la Geisha no es nada fácil, pues no podían casarse ni abandonar su Okiya. Una vez pagada su deuda, podían elegir entre seguir en la okiya o ser independiente, cosa aun mas difícil. Una Geisha independiente tiene que financiar sus propios Kimonos y conseguir sus propios clientes. Los Kimonos son las posiciones más valiosas, figurativa y literalmente, pues son extremadamente caros aproximadamente 1500 dolares.


Sobreviviendo a la adversidad y adaptándose al cambio.

Las Geisha son un símbolo de patriotismo e identidad cultural tan importantes como los Samurai o el mismo emperador. Las Geisha aparte de su estricto y riguroso entrenamiento, tienen un riguroso código de silencio y secretismo. Esto mismo dio confianza a guerreros y monarcas de poder hablar con libertad sin temor a que sus secretos se sepan. esta confianza acogió las reuniones y planificación de sumarais para derrocar al Shogun y la restauración Meiji. Por mas de 400 años las Geisha has sido las mejores aliadas del bando ganador en guerras y cambio de gobierno. primero los Shogunes, después los sumarais del emperador, Kamikases del Emperador Irohito y los militares de ocupación estadounidense.

Las Geisha: Un arte que esta en peligro de extinción.

Después de la segunda guerra Mundial los mejores clientes de las Geisha fueron los Americanos fascinados por su belleza. Desafortunada mente en esta época fue cuando mas se les relaciono con la prostitución por los soldados de bajo rango.
Las Geisha son sobrevivientes de adversidades y se adaptan a los tiempos difíciles, en el pasado tuvieron épocas de gran popularidad y abundancia. Hoy en Día su profesión corre el riesgo de acabar pues quedan muy pocas Okiya. La juventud de Hoy en Día no se ciente atraído por la tradicional imagen de estas artistas. Las ultimas Okiya estas recluidas en Kyoto, su principal clientela son hombres mayores y empresarios de alto rango.

Pero como todo en esta vida tiene sus altas y bajas tengo Fe en que encontraran la manera de resurgir para mantener viva una tradición de Arte y Belleza.