Las bodas y el matrimonio en Japon.

Uno de los pasos más interesantes a observar en cualquier cultura es la unión familiar, una tradición que siempre ha tenido fines económicos y políticos, sin embargo, en la actualidad ésta ha ido evolucionando hasta lo que conocemos hoy. Hoy veremos este ritual llevado a cabo en Japón.

0

En el transcurso de la vida de cada persona uno pasa por varias etapas. Cada una de ella acompañada de rituales que definirán nuestra personalidad e identidad, independientemente de la cultura. Estos rituales celebran o conmemoran eventos muy importantes de la vida. Como por ejemplo el nacimiento de un hijo, la fiesta de 15 años, las graduaciones y el matrimonio.

Precisamente es el matrimonio el tema que abordare en esta ocasión, como siempre Japón tiende a sorprendernos.

Una de las bodas interculturales más icónica de internet
Una de las bodas interculturales más icónica de internet

Bodas japonesas

En el país del sol naciente, tal y como mencioné en el artículo pasado, los rituales se rigen principalmente por el budismo y el sintoísmo. Los Funerales son territorio budista y las Bodas territorio Sintoísta, pero recientemente eso ha cambiado. En Japón como en el resto del mundo los motivos que llevan a una pareja a contraer Matrimonio pueden variar. Actualmente la mayoría de las bodas en Japón son por amor, pero en la antigüedad eran matrimonios arreglados. Los matrimonios eran pactados por los jefes de cada familia y era muy mal visto casarse sin su consentimiento.

El Miai o Omiai (お見合い). Es una tradición en la que un familiar o amigo, sirve como intermediario entre las familias para pactar matrimonios. En él se celebran varias reuniones, principalmente entre los jefes de familia para intercambiar información y decidir si conviene emparentarse. Si ambas partes están de acuerdo, pasan a presentar a la pareja y así hasta la boda.

En la actualidad el Miai ya no es tan popular, al menos no fuera de los círculos nobles. Grandes empresarios, políticos y la realeza aún lo practican, concretando matrimonios por conveniencia. Como ya mencioné actualmente la mayoría de las parejas se casan por amor, en cuanto a divorcios, bueno eso será para otro artículo.

La tradición

Ahora si la Boda, el evento principal, en Japón las bodas son regidas por el lado sintoísta, aunque más por tradición que por popularidad. En la antigüedad la mayoría de las bodas eran concretadas con rituales sintoístas. Hoy en día las bodas son al estilo católico, con iglesia, vestido de novia blanco y esmoquin de novio negro. No se confundan, esas bodas no son por preferencias religiosas, sino porque son más económicas que las tradicionales. Créanme son exactamente igual que las que tenemos por aquí, con la excepción de nadie baila.

Una boda japonesa no tan tradicional
Una boda japonesa no tan tradicional

Las bodas tradicionales sintoístas ( ,’ shinzen shiki ‘). Son un poco más complejas, se celebran en un templo o acondicionando un lugar para ello, un Hotel o plaza. Se le realiza un ritual de purificación a la pareja y se realizan ofrendas a los Kami. Posteriormente se hace entrega de los anillos de compromiso y los Juzus unos rosarios sagrados. Se citan unas palabras a los invitados y posteriormente se realiza el San sankudo (三 三九 度). Básicamente es beber tres copas de sake que representan el Cielo, la Tierra y al Hombre. Terminando la ceremonia, los novios realizan una procesión detrás de los invitados hasta el lugar donde se tomarán las fotos. Después de las fotos se ofrecen los Goshui (ご 祝) que son sobres con dinero de regalo.

La vestimenta como un ícono

La vestimenta en este tipo de bodas es muy peculiar. como en todas las bodas del mundo, la protagonista es la novia y en Japón también. Ellas tradicionalmente usan un Shiramuko (白 無垢) un Kimono Blanco con detalles rojos. Adornado con un Wataboshi (綿 帽子) es un gran gorro en forma como de huevo. También usan el Tsumokakushi (角 隠 し) que es una especie de tocado con adornos de colores arriba. Aparte del Shiramuko las novias cambian de traje hasta tres veces en la misma boda. Usando también el Furisode Kurobiki (黒 引 き 袖 袖), después de la ceremonia principal. Básicamente es otro kimono negro adornado con el emblema familiar.

El ritual Sintoísta llevado a cabo por un alto sacerdote del templo
El ritual Sintoísta llevado a cabo por un alto sacerdote del templo

La vestimenta del novio es más sencilla. Usando una chaqueta de Haori con cresta negra y una Hakama suelta con forma de falda (袴) con una franja vertical.

La nueva concepción del matrimonio

Esta seria a grandes rasgos una boda tradicional japonesa, pero como ya mencioné ya no son tan comunes. En la actualidad el 64% de las parejas prefieren que su boda sea tipo católica. El 16.8% prefiere que su boda sea tradicional tipo Sinto y el resto prefieren contraer matrimonio de manera civil sin boda. Con estos datos cobra sentido un dicho actual que dice, en Japón naces sintoista, te casas cristiano y mueres budista. Esto solo para entender a grandes rasgos en Sincretismo religioso que existe en Japón. Aunque no todos es miel sobre hojuelas, actualmente la sociedad japonesa sufre de un declive matrimonial. La población más joven carece de interés por el matrimonio o por las relaciones de pareja en general.

Este es un factor que contribuye a su bajo índice de natalidad lo cual está generando una crisis social. Los japoneses han cambiado de modelo familiar muchas veces a lo largo de su historia. Su modelo actual fue impuesto después de la segunda guerra mundial y a partir de 1970 comenzó su declive. Hoy en día el estancamiento económico la inseguridad laboral y su enorme brecha salarial de género, impiden a las parejas jóvenes formar una familia. Posponiendo así el matrimonio hasta tener la estabilidad económica necesaria para ello. En muchos de los casos esto no ocurre hasta una edad muy avanzada.