La Música más allá del anime

El anime no solo debe ser algo visual, sino a veces, también el sonido puede jugar.

0

Creo que hay algo que sinceramente nunca dejaré de un lado, es el simple hecho de que no puedo vivir sin ella y es algo que por ley debo estar instruyéndome regularmente, y ese algo del que hablo es la música. Desde que escuche por primera vez a Led Zeppelin cuando tenía cuatro años, me he enamorado de la música. Al principio sólo me dediqué a escucharla, claro en ese entonces era un niño y lo único en lo que pensaba era en jugar e imaginar cosas. Hasta que a la edad de siete años decidí empezar a estudiarla, fue allí cuando descubrí que era una de las cosas que quería hacer, y hasta el día de hoy es una de las que más hago.

Ahora que lo pienso siempre me ha gustado apreciar la música más allá de escucharla, e incluso puedo llegar a sentirla. Algunos dicen que se debe tener cierto conocimiento de academia para tener sentimiento o afinidad a ella. Pero no creo en eso, ya que en la película Whiplash del Director Damien Chazelle (la cual recomiendo) te inspira emociones sin necesidad de saber sobre música, sobretodo al final. Y lo mismo opino sobre August Rush de Kirsten Sheridan. Ahora dejando al cine de un lado, hablemos sobre el anime y la música. Mi intención no es hablarles sobre bandas sonoras, sino ver como esta puede construir historias. Quiero aclarar que no usaré los anime de Idols para este articulo, sino que me enfocaré en aquellos en que la música juega un papel importante durante toda la serie. Sin nada más que añadir, comencemos.

Whiplash de Damien Chazelle

Overtura: La Trama y su romance con la música

La música en el anime generalmente se encuentra como en toda obra visual para ambientar. Pero como no todas la obras se aplican de igual forma, siempre hay quienes se salen de este contexto. En los animes que he visto, la música aunque sigue en segundo plano tiene un significado en la trama. He intentado hacer un sondeo para encontrar un anime que sea un musical, y el único resultado que obtuve fue la obra visual de Daft Punk junto a Toei Animation llamada Interstella 5555.

Diseño Promocional de la Película, Interstella 5555.

Admito ser fanático de los musicales, siendo mi favorito El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Y cuando encuentro al anime como un buen medio para realizar alguno, resulta que no hay nada. Claro, supongo que todo depende del presupuesto, y que los actores tengan buena voz para el canto. Pero aun así, creo que hay un gran material para poder crear alguno. Y como el anime nos ha traído grandes obras anteriormente deberían ser bien acogidas, claro todo esto hablando desde mi humilde opinión.

El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr.Hyde, musical de Broadway interpretado por David Hasselhoff

Acto I: ¿Musical Conceptual?

Desviándonos un poco del anime, hablamos algo sobre la música popular y construcciones de historias. Voy a hablarles de algo en el que me he especializado, las Óperas Rock Álbumes Conceptuales. Las dos pueden unirse, pero no son lo mismo. En el mundo de las Óperas Rock su idea principal es narrar la historia a través de personajes, diálogos y actos, igual que en la ópera. Mientras que en un álbum conceptual, entre las canciones no existe una relación tan estrecha entre las mismas, cada pieza cuenta algo distinto sin tener que mencionar las anteriores. Con esto puedo decir que existen historias contadas por la música.

Ahora, ¿existen adaptaciones de álbumes conceptuales/Óperas Rock a los medios visuales? La respuesta es sí. La exponente más conocida que maneja los dos estilos, vendría siendo la adaptación cinematográfica de The Wall (1982) de la banda de Rock Progresivo Pink Floyd. Y si hablamos solo de una Ópera Rock sería Jesus Christ Superstar (1973) bajo la dirección de Norman Jewvison. Así que se podría adaptar algo como esto al anime, yo creo que sí. Ya que en Pink Floyd THE WALL, se incluyeron partes animadas además de las actuadas en la película. Sería interesante, ver una adaptación visual de algún álbum conceptual sea de una banda japonesa o una internacional al anime.

Pink Floyd, The Wall. Adaptación Cinematográfica de 1982 dirigida por Alan Parker

Acto 2: El Anime y la música

Volviendo a lo que es el anime, con toda sinceridad digo, que los animes musicales que hasta la fecha siento que me han llegado, son K-ON, Hibike! Euphonium, y Shigatsu wa Kimi no Uso. Obras que a su manera, cuentan la historia y como la música es parte de sus vidas. Claro, los tres comparten el genero anime de Slice of Life (Recuentos de la Vida). La razón por la que me gustan estas obras, es porque no se estancan en algunos clichés del anime, y son situaciones que realmente pueden suceder.

K-ON! Lo Popular de la Música

En K-ON! la historia se centra no solo en Hirasawa Yui (La protagonista), sino también en su grupo de amigas quienes se vuelven una de sus razones para tocar la guitarra. Claro, al principio no todo es música pero si hay una introducción hacia sus influencias y su estilo. Y aunque Yui sea un poco distraída, vemos su madurez al pasar los capítulos y todo es gracias a su instrumento. Otro punto que le doy a K-ON, es que muestra desde un punto de vista entre amigas como es la composición musical y la redacción de las letras. Además que, muy sobriamente, te muestra como leer música; es la escena cuando Azusa le habla a Yui de como se lee música. Y aunque algunos personajes no son profundizados K-ON hace que te encariñes con eso.

Presentación en Vivo (Animada) de Houkago Tea Time
Hibike! Euphonium, la disciplina del éxito.

Esta es otra obra a la que tengo algo de cariño. Hibike! Euphonium es una obra de como deberíamos ser los músicos. Todo comienza con una decepción del no poder llegar a las finales nacionales. A partir de allí Oumae Kumiko (La protagonista) decide transferirse a una escuela poco conocida para no verle la cara a sus antiguas compañeras. Pero casualmente se consigue con aquella a la que no quería decepcionar. Aquí empieza el viaje de autosuperación cuando aparece su nuevo tutor Taki Noboru quien les impulsa a llegar a su objetivo, las nacionales.

Ensayo en Hibike! Euphonium

Hibike! Euphonium, trata de mostrarte que puedes lograrlo si te esfuerzas lo suficiente. Incluso esta es otra obra que no te habla de corcheas, blancas, intervalos, etc. Solo quiere que te enfoques en lo que están viviendo: su dolor, su sufrimiento, su alegría, su inspiración, su decepción. Los personajes siempre están viviendo algo que les duele pero aún así eso no los detiene a continuar. He visto a muchos músicos partir o frustrase por cosas que les han sucedido, y abandonan su sueño. Incluso esta obra me recuerda a la película anterior mencionada Whiplash. También, cuando empiecen sus conciertos disfrútenlos, están muy bien producidos.

Shigatsu wa Kimi no Uso, tu mentira en abril

Definitivamente, mi obra favorita en el anime musical. Una obra que muchos han visto pero que aún así hay gente que aún no lo ha hecho. Su primicia es la siguiente. Arima Kosei es un estudiante de secundaria quien en sus años de infancia fue un reconocido pianista bajo el seudónimo de “El Metrónomo Humano”. Bajo un trauma infantil, él deja de tocar el piano y se limita a vivir una vida normal hasta que aparece Kaori Miyazono, una violinista que le pide ser su acompañante. A partir de allí empieza una serie de eventos entre los dos y su grupo de amigos. 

Arima transmitiendo sus emociones a través del piano

Cuando me pongo a pensar en está obra, siempre saco algo distinto. Shigatsu wa Kimi no Uso habla sobre la pasión del músico, y en el propio anime, se siente la pasión en las interpretaciones. Este es otro que no te enseña música, solo quiere que la escuches. Si escuchas grabaciones de las canciones interpretadas en el anime (Siendo mi favorita Introduccion et rondo capriccioso de Camille Saint-Saëns) notas la diferencia entre una grabación y su interpretación. Quien se haya encargado de la producción musical de Shigatsu wa Kimi no Uso tiene mis respetos. La obra, no solo está bien construida a nivel argumental, sino armónicamente hablando también.

Grand Finale: La Conclución de la Obra

La animación japonesa es una de los medios visuales más consumidos a nivel mundial. Todos disfrutamos de una buena historia, y buena animación e incluso su manera de manejar el recurso del sonido. Han trabajado buenas obras musicales hasta la fecha, lástima que ninguna (o solo una) sea completamente musical. En lo personal el género musical lo disfruto, tanto en películas como en animación occidental, y bueno ahora en el anime. En la animación oriental me he encontrado con todo tipo de historias, pero me gustaría ver alguna narrada por su melodía o su propio Soundtrack. Y puede que alguno de ustedes también quiere ver como los japoneses se desenvuelven en este estilo.

Ya creo que viene siendo hora de experimentar con algo nuevo, si la animación occidental lo ha hecho, nuestros hermanos del país del sol naciente también. Soy optimista, y pueden hacer un gran trabajo, claro, esperemos que al final no se sobreexplote. Me lo imagino así, sentados o acostados viendo hacia el televisor con alguna obra musical japonesa adaptada al anime, donde lo único que nos queda es solo relajarnos y disfrutar.