La Gran Ola Veraniega de Japón

El verano es una época de mucho calor y humedad, algo que puede amenazar el buen vivir del japonés, pero ellos saben cómo combatirlo.

0
El poder del sol se toma todo el país.
El poder del sol se toma todo el país.

El verano que llegó hace poco arrebata la tranquilidad que daba la primavera, pero solo es algo que desafía el ingenio Japonés. Para nadie es un secreto que la estación del año que llamamos “verano” trae consigo una ola de calor que contrasta con la temporada que recién se va, la primavera.

El verano a diferencia de su antecesora, es más húmedo, más caluroso, y menos amenizado por el viento y su frescura, así que los habitantes de todo el país se ven en un aprieto. Para empezar está la gente; Si hay mucha gente en un solo espacio la temperatura ambiente aumenta, y si a eso agregamos una pizca de más grados centígrados de temperatura promedio, tenemos una combinación que amenaza el bienestar y la salud de las personas.

Esto desde luego no es un problema para Japón, es más bien un reto al que han hecho frente de una manera más que creativa. El problema más recurrente por supuesto es el número de habitantes, lo que como se mencionó, aumenta la sensación de calor.

Rociadores en Cada Espacio

Para evitar esto, se adecuaron  rociadores que como se aprecia en el vídeo, proveen agua fría en pequeñas cantidades brindando esa frescura incondicional que uno desea en climas tan calurosos. ¡Como las flores y el rocío!

En segundo lugar está el campo, si bien Japón no dispone de muchos, si es un problema para la gente que no tiene acceso a las comodidades de la ciudad, rociadores y agua fría en las tiendas.

Pues bien, los Japoneses que se dedican a vivir en los campos usan ropa holgada para trabajar, están constantemente a merced de las corrientes que bañan con su canto sus cultivos en el verano y siempre tienen a mano protección solar.

Japoneses cultivando
Japoneses cultivando en popular Festival de Verano

La cultura japonesa se las ha arreglado para sobrevivir a los advenimientos del calor del verano, la humedad se ha vuelto tolerable y hasta hacen festivales por la ocasión.

¿Y tú, celebras la ocasión en tu país