Increíbles Mitos de la Cultura Japonesa

Cuando comenzamos a leer sobre la cultura japonesa, en algún momento nos topamos con la mitología, por lo tanto en este articulo te explicaremos algunos de los puntos básicos sobre este tema y algunas de las historias mas importantes.

0
Panteón de Shinto.

En la cultura mitológica de Japón se pueden encontrar una sinfín de deidades tan solo en el Panteon de Shinto, aunque esto podría deberse a la influencia cultural de otros países sobre esta, tal como lo hizo la China antigua con influencias en Shinto.

En el Panteón Shinto se encuentran una innumerables Kami (Dioses o espíritus, que habitan en un sinfín de objetos naturales). Lo mas resaltante en la mitología de este país es que representa a la familia imperial como como descendientes de los dioses, siendo la palabra para emperador Tennō (天皇), que significa “Soberano celestial”

Principales Libros dentro de la Cultura Japonesa

El Kojiki está dividido en tres partes: Kamitsumaki, Nakatsumaki y Shimotsumaki (Trozo superior, trozo medio y trozo bajo) constando con un prólogo centrado en las deidades creadoras de Japón, y el nacimiento de varios dioses. El Kojiki fue presentado por O no Yasumaro basándose en historias memorizadas, siendo la primera historia “El Mito de la Creación” en manos de los Kami. Cabe destacar que esta historia es una de las más importantes dentro de la cultura en Japón.

Por otro lado, el Nihonshoki se concretó en treinta volúmenes y una genealogía que describen la historia comprendida entre: Dioses y el tiempo de la Emperatriz Jitō. El libro fue escrito por una variedad de autores, entre los que están: el príncipe Toneri, Ki no Kiyohito, Miyake no Fujimaro, Ō no y otros varios autores de los que no se tiene conocimiento. Hay algunas contradicciones entre cuál de los dos libros fue primero, pero, lo que si se asegura, es que estos son una parte fundamental para explicar la mitología que conforma la cultura japonesa.

Paginas del Kiojiki.

Mitos Populares

Imagen representativa del mito de la creación, en la cultura japonesa
Izanagi e Izanami con la Amenonuhoco.
  • El Mito de la Creación: los primeros dioses crearon dos criaturas Izanagi e Izanami (Hombre y Mujer) a los cuales se les encargo la creación de la primera tierra, dándoles los dioses una herramienta para ayudarlos, una lanza decorada con joyas (Amenonuhoco).

Con la lanza agitaron las aguas del océano creando la isla de Inojoro en la cual establecieron su hogar y concibieron dos niños Hiruko y Awashima, pero estos no fueron concebidos de forma correcta ya que al momento de concebir a los niños Izanami fue quien dio inicio al rito, cunado debió ser Izanagi por lo tanto los niños no se consideraron dioses; ante lo que sus padres los colocaron en un bote y los embarcaron al mar.

Izanagi e Izanami crearon seis islas más y dejaron en descendencia muchas otras deidades. Finalmente, Izanami murió al dar a luz a Kagutsuchi, y fue enterrada en el Monte Hiba, ante lo cual Izanami lleno de ira mato a Kagutsuchi.

Mito sobre la Familia Imperial

  • Príncipe Ōnamuji: Ōnamuji era uno de los descendientes de Susanoo. El junto a sus hermanos competirían por la mano de la princesa Yakami de Inaba.

Mientras Ōnamuji y sus hermanos viajaban a Inaba, se encontraron un conejo herido en la playa, ante lo cual, le dijeron que se bañara en las aguas de la playa y se secara al viento.

Ōnamuji al ver el sufrimiento del animal le dijo que se bañara en agua fresca y se cubriese con polvo de flor de gama. El conejo resulto ser en realidad una deidad, y ya sanado este le dijo a Ōnamuji que sería el quien desposaría a la princesa Yakami. Ōnamuji fue asesinado dos veces a mano de sus hermanos quienes estaban celosos de él, siendo su madre Kusanda-hime quien lo salvo en ambas ocasiones.

Mito sobre las Deidades

  • Sol, Luna y Viento: Izanagi se fue a purificar después de recuperarse de su descenso a Yomi. Mientras se desnudaba, cada artículo que dejaba caer al suelo formó una deidad. Incluso surgieron más dioses cuando él se sumergió en el agua para lavarse. Los más importantes fueron creados de su rostro una vez que éste se lo lavó:
    • Amaterasu (encarnación del sol) de su ojo izquierdo.
    • Tsukuyomi (encarnación de la luna) de su ojo derecho.
    • Susanoo (encarnación del viento o de la tormenta) de su nariz.

    Izanagi se dispuso a dividir el mundo entre ellos con Amaterasu heredando los cielos, Tsukiyomi tomando el control de la noche y la luna y el dios tormenta Susano’o poseyendo los mares.