El Hilo Rojo del Destino: Porque todos estamos predestinados

Una antigua leyenda Japonesa, y un pequeño mito entre los niños; Nos relata como todas las personas de pie en la tierra, estamos predestinados a conocernos y a regalar el amor que fue destinado para esa persona.

0
Pareja Japonesa usando un hilo rojo representativo

Hace un par de décadas, fue descubierto que la arteria ulnar, conecta el corazón con el dedo meñique, así que comenzó a correr el famoso rumor que en el dedo meñique se encontraba un pequeño hilo de color rojo que unía a las personas de corazón a corazón.

Tiempo mas tarde comenzó a surgir la increíble leyenda, y un corto, pero muy corto mito, que emocionaría a toda la población Nipona.

Emperadores, ancianos mágicos y el amor

La primera leyenda que muchos de ustedes deben conocer, que es por la cual surge la mágica creencia del destino, es aquella del Emperador y la hija de una Pobre Campesina, que narra un poco de esta forma…

En un antiguo pueblo existía un mito de una bruja que podía ver los hilos rojos del destino de cualquier persona, así que el joven Emperador decide ir a buscarla para que le enseñe el final de su hilo rojo.

Al ser encontrada la bruja, estos emprenden la búsqueda hacia el final de su hilo rojo,; Pasaran un tiempo ello, pero, por fin lograron llegar a el.

Cuando estos llegaron a un mercado, encuentran a una pobre campesina con una bebe; La bruja la señala diciéndole al Emperador que está (la bebé) es el final de su hilo rojo. El Emperador muy molesto porque creyó que la bruja lo había timado y se había burlado de el, pierde el control empujando a la campesina y mandando a ejecutar a la bruja.

La bebé de esta campesina al caer de sus brazos se hizo una herida en la frente, pero eso tomaría lugar años después, cuando llegara el momento de que el Emperador debia desposar a la hija de un poderoso general.

Corría el momento de los preparativos de la boda, todo lucia perfecto hasta el día de la misma; Cuando al abrir el velo de su esposa, notó una cicatriz en su frente un poco particular.”

Un pequeño mito del Anciano Místico

Otra de las cortas historias que se cuentan a los pequeños niños Japoneses antes de dormir, es la linda pero corta historia de un Anciano que vive en la luna.

Éste, sale cada noche y busca entre las almas que están predestinadas a estar juntas aquí en la tierra; Al encontrarlos, ata un hilo rojo a sus dedos meñique, para que de esta forma no se pierdan y puedan encontrarse mas adelante en sus vidas.

Y tu, ¿Que leyenda o mito conoces de esta antigua historia Japonesa? ¿Cual es tu favorita?

Desde aquí, deseo que algún día puedas encontrar a la personas que está predestinada para ti; Sí es que no somos nosotros, Tokyo Magazine.