Gaijin Hunter y el estereotipo japonés

Cada vez más resulta común ver japoneses interactuando con personas de todas partes del mundo, por lo que ponerle un nombre a quienes tienen el valor de hacerlo, más allá de ser de mal gusto, no nos permite avanzar como sociedad.

1
Una famosa pareja de Internet compuesta por una japonesa y un español desmiente este concepto.
Una famosa pareja de Internet compuesta por una japonesa y un español desmiente este concepto.

Es conocido que Japón gusta de tener una burbuja, en donde todas sus relaciones sociales, afectivas y laborales estén vinculadas casi exclusivamente con japoneses. Pero tampoco es fuera de lo común, encontrar familias bien constituidas con integrantes extranjeros. Aquí es donde las personas llamadas Gaijin Hunter entran en juego.

Proveniente de la contracción de la palabra Gaikokujin [外国人], extranjero, sumada a Hunter, cazador, se refiere a la mala imagen que poseen algunas japonesas, en particular, por querer tener una relación exclusivamente con un extranjero, al punto de lanzarse a los brazos del primero que vean.

La concepción, errónea desde un inicio, incita  a creer que esa persona está desesperada por conocer a alguien que sea de otra nacionalidad “para mejorar la especie”, sin embargo, no es una expresión única atribuible al país del sol naciente, en varios lugares de América Latina también se puede escuchar, cuando una mujer consigue una pareja extranjera, en especial estadounidense o europea.

Pero este término es de uso despectivo, refiere a una conducta que se debe evitar y que los extranjeros deben tener cuidado.

Implicaciones sociales

Las familias no pueden estar limitadas a solo una nacionalidad, a un espacio ni a un tiempo en específico. El amor debe ser lo único que importa realmente.
Las familias no pueden estar limitadas a solo una nacionalidad, a un espacio ni a un tiempo en específico. El amor debe ser lo único que importa realmente.

Cuando una mujer, en su mayoría, declara que no le importa la nacionalidad de la persona que va a conocer, sino su personalidad, a veces, da a entender que es una Gaijin Hunter. Este peso social que recibe en ese momento, dependiendo de su círculo de amistades, puede generar que sea rechazada o admitida de todos modos en ella.

En algunos casos, si es muy tradicionalista, se puede llegar a ver como una ofensa.

Es un estigma, incluso desde fuera del país, pues en algunas redes sociales existen advertencia para los turistas sobre estas mujeres que intentarán todo para poder establecer una relación amorosa con ellos.

La realidad de las Gaijin

Clasificar a las chicas por querer conocer a un extranjero es absurdo. Resulta denigrante que se le ponga un nombre a algo que ocurre y que no es ni bueno ni malo. La mayoría, además, busca solo conocer personas de otras culturas.

Y de no ser así ¿Quienes somos para juzgar?

La apertura de la mentalidad japonesa ha permitido que las familias se puedan expandir en Japón, dejando que personas de otros países contribuyan con su cultura. Esto no debe ser visto como algo malo, sino, como un beneficio mutuo para los que forman parte de esa relación.

Para más información, revisar el blog de Nekojita blog.