Fuan No Tane: La precisión en la fórmula de lo sobrenatural

Tensión creada en historias de dos páginas, cuestionamiento de la soledad de lo fantasmal y parodia del terror son los elementos que aparecen en las tramas sobrenaturales de Masaaki Nakamura.

0
Fuan No Tane, Semillas de ansiedad.

Normalmente las historias de terror o sobrenaturales  buscan  en un intento pretencioso; la exaltación, el temblor de sus lectores o espectadores,  el acto de sentir repulsión por sus personajes; y para ello suelen recurrir al constructo sofisticado del terror y el suspenso, que cada vez es menos eficiente. Distanciada de esta fórmula, en uno de esos rincones de historias que provienen del ordinario  está Fuan No Tane (Semillas de ansiedad) de Masaaki Nakamura. Manga que rompe con esa construcción magnificente del terror “sofisticado”.

Con tres tomos y 72 historias cortas con diferentes tramas, Masaaki logra; en solo dos páginas el efecto de suspenso; le da a la rutina, los espacios aparentemente seguros (como el hogar) las calles, objetos, ese elemento (criatura) por el que en algún momento no quieres cambiar de página. Fuan No tane no solo se queda en el  terror, se adentra en algo que  nunca había leído. La interioridad de aquellos seres que ya no existen como materialidad, pero que siguen paseando para ver una puesta de sol y sentir la compañía de alguien.

Que siguen perdidos cuestionándose su soledad, o aquellos que repiten su muerte una y otra vez como estancados en lo que pudo ser una ilusonaria esperanza. No diría que pretende ser ontológico, es mas como darte esa probadita en tres o cuatro páginas de la experiencia de haber muerto y seguir vagando

“¿Soy el único con la falsa ilusión de que estoy solo? A lo mejor siento lo contrario en realidad” –  Fuan No tane

Otra experimentación dentro de la fórmula de lo sobrenatural de Masaaki, es la parodia del fantasma, en darle un aspecto amorfo, hasta adorable en algunos casos. Si bien en algunas historias el detalle de lo sobrenatural se queda a momentos en el espacio de lo banal y confuso, en general, Masaaki logra una precisión en la fórmula para su narrativa.

Fuan No Tane- Cap. Encuentros

El reto de la precisión

Leerlo me recordó  a muchas frases de Julio Cortazar en El cuento breve y sus alrededores, a ese reto “contra el reloj en que se potencian vertiginosamente un mínimo de elementos”. En este caso, tanto en la economía en imagen como lenguaje y aún  así lograr el efecto de miedo, soledad e identificación.

“Cuenta como si el relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes. De los que pudiste haber sido uno” Horacio Quiroga

Los universos de  Fuan No Tane, en general están protagonizados por un personaje. Aun sin saber su pasado o futuro, resulta fácil identificarse con ellos. Quedarse con la sensación de los encuentros con seres sin rostro o con sonrisas deformes. La identificación diría que se logra aun más por los pequeños ambientes ordinarios; que crean una nueva relación de lo ordinario con lo sobrenatural y no así de lo sobrenatural con lo fantástico.

“Las historias de esta especie se incorporan como cicatrices indelebles a todo lector que los merezca. Son criaturas vivientes, organismos completos, ciclos cerrados que respiran”-  Julio Cortazar
Fuan No Tane- Cap.Niebla