Conociendo Japón: comportamiento, Honne y Tatemae

Los comportamientos sociales en Japón a veces son considerados extraños por otros, pero realmente debemos adentrarnos a sus motivos, para entenderlos un poco mas.

0
Una sociedad, movida por un sistema totalmente perfecto.

Los Japoneses son conocidos por la mayoría de los occidentales como una cultura chismosa y poco directa. En mucho de los animes que hemos visto a lo largo de nuestras vidas, podemos notar que es muy usual el reservar las opiniones personales como algo muy privado y hacer oír a los otros lo que desean más que la verdad.

La Sociedad Japonesa recurre a una división imaginaria definida por círculos sociales en la que la cantidad de filtros con las que deben hablar hacia los demás debe aumentar o disminuir. Este fenómeno es llamado Honne-Tatemae.

Primero hay que hacer una distinción importante, a partir del artículo anterior en que se define la armonía como una característica instríncica, el Honne-Tatemae es la manifestación o herramienta con la que se busca preservar dicha virtud.

Tatamae como una Mascara

La reverencia profunda es una forma de expresar reserva y respeto.

El Tatemae es la cara visible, una máscara que oculta los sentimientos y pensamientos que una persona tiene, y que da a conocer lo que el otro quiere escuchar (o se cree que quiere escuchar). Es, en principio, una herramienta para agradar a los demás y ser aceptado con más facilidad en el grupo. También cuando se habla con desconocidos o gente fuera del grupo.

Este comportamiento es visto por los extranjeros, en especial occidentales, es usualmente considerado como una actitud lisonjera. Siempre intentando agradar a los demás para obtener algo a cambio. En la realidad es una actitud para cuidar al otro y por respeto.

Es considerado una falta de respeto para todos los presentes el decir abiertamente lo que se piensa. Además de una muestra enorme de inmadurez.

Honne como Virtud

El Honne es la contraparte, son los sentimientos y pensamientos en su puro estado que se muestran a las personas que importan. Solo a las más cercana. Se utiliza con quienes se siente en confianza que no se molestará por saber lo que realmente se piensa. Esto también se conoce como el “verdadero yo” de una persona.

La comodidad con los demás permite el uso de expresiones más coloquiales y personales.

Ambas maneras son esenciales para comprender la sociedad Japonesa y todas sus expresiones artísticas. Esto debido a que son formas u expresiones que demuestran cariño hacia los demás. Es importante recordar las conformación de Japón es orientada a la comunidad. Es por ello es que entonces cuidará la forma en la que medirá su expresiones con los otros.

Lo interesante del conocimiento de una terminología clara sobre comportamiento social que no importa en qué medida, todos lo usamos son distinción alguna. La única gran diferencia que distingue esto, es que los japoneses lo usan de manera consciente para agradar a otros.