Combatiendo nostalgia con nostalgia: Sonic Mania

Sega arriesga todo: revive la llama de Sonic y con muchas sorpresas. Hoy reseñamos Sonic Mania y comentamos la relación amor-odio que tenemos al título.

0

Hace un buen tiempo que no pasaba por mi cabeza adquirir o tener algo de Sonic. ¿La razón? Quiero que seamos sinceros, Sonic estaba muerto. Pero Sonic Mania cambia un poco la situación.

Es una realidad que en los 90s Sonic era la definición de Sega y era una saga de plataformas que daba que hablar. Un tono “Cool“, música con ligeros toques y participación de Michael Jackson, un erizo azul que aprovechaba al máximo la potencia de la Sega Megadrive y sin duda, una jugabilidad increíble.

Pero a mi humilde opinión, no hay un juego excelente de Sonic desde el 2 de febrero de 1994 (Lanzamiento de Sonic 3) por lo que hay un tramo de 23 años en los que personalmente no me gusta abordar positivamente sobre Sonic.

De juegos malos como Sonic R a uno de los peores videojuegos de la historia como Sonic 2006, está claro que Sega comenzó a tener sus claros errores desde que lanzó al mercado su Sega Saturn y luego, en picada.

Pero claro, hablar mal de Sonic es para muchos un sacrilegio ya que tiene una fanbase bastante fuerte, agresiva e increíblemente pervertida (No pienso tocar el tema). Por lo que me da un poco de miedo decir estas cosas anteriores, pero hay que ser sinceros: Se necesitaba un buen juego de Sonic desde hace años.

Lo que Advance solo destruyó, Colors no consiguió, Lost World intentó copiar y Boom solo hizo vergüenza, Sonic Mania se sitúa como uno de los grandes juegos del 2017 y a continuación les explico las razones.

Ficha técnica:

Nombre:Sonic Mania
Lanzamiento:Agosto, 2017 (Consolas); Septiembre 2017 (Windows)
Plataforma:Playstation 4; Nintendo Switch, Xbox One, Windows
Desarrolladora:Sega, Sonic Team, Christian Whitehead
Género:Plataformas
Estilo de juego:Un jugador, dos jugadores

Introducción general, ¿Sonic ha vuelto?:

Gotta go fast baby!
Gotta go fast baby!

Sonic Mania propone re-jugar y modificar los clásicos de antaño y sumar niveles completamente nuevos en un solo título. Eso sí, volviendo al 2D y olvidándose (en parte) de la tercera dimensión por un rato.

Esto no es nuevo, Sega ya lo intentó con Sonic Generations que de por si no es que sea un mal título pero déjenme decirles que la existencia de Sonic Mania en este mundo deja muy atrás a las generaciones y nos trae un juego excelente del erizo.

Honestamente es complicado hablar sobre las cosas positivas y negativas de este título, ya que se mezclan muchos sentimientos encontrados como la nostalgia o la emoción con lo que ofrece el título realmente.

Creo que es por esto que vemos en la mayoría de las páginas notas de “9/10“, “5/5“, “10/10” y si bien no me parece que esté mal (todos están en derecho de opinar sobre Sonic Mania) siento que estas notas son más nostalgia que la verdad de este título, por lo que no estoy de acuerdo a ese grado de “excelencia” en donde se sitúa.

No estoy contradiciendo lo que intento explicar y lo quiero dejar claro, estoy al tanto más que ustedes que acabo de escribir “Sonic Mania se sitúa como uno de los grandes juegos del 2017” y lo defiendo, es la realidad, es un plataformero muy sólido, de los mejores jamás creados, pero que tiene sus errores y vamos a verlo a continuación.

“Como si nunca hubiéramos metido la pata”:
Duele aceptarlo, pero esto existió.
Duele aceptarlo, pero esto existió.

Sonic Mania se encuentra directamente después de Sonic 3 & Knuckles, en donde Sonic y Tails descubren una extraña energía que proviene de Angel Island (Sonic 3) y que si bien llegan a encontrar, el Dr. Robotnik (O Eggman, como quieran llamarlo) se encarga de robar esta extraña energía en forma de gema primero. Sonic, Tails y Knuckles se encuentran en el pasado y en el futuro en muchas instancias desde ahora, debido a que Robotnik usa la energía para llevarlos a donde el desee.

Es una historia realmente sin fallos, parte de donde tiene que partir y sigue el hilo de los acontecimientos pero sin embargo se olvidan de la Egg Station Zone, el regreso a Little Planet y Metal Sonic del título Sonic 4, que también era una secuela directa (más que claro) de Sonic 3, por lo que es un “Pasado pisado” y una nueva oportunidad en este universo. ¿O no es así?.

Cerebro como tornado:
Mi mente está así en estos momentos.
Mi mente está así en estos momentos.

Realmente no me siento claro con lo que Sega está haciendo con el universo de Sonic. Por un lado tenemos la trilogía original de Sonic (con Sonic CD entre medio de Sonic y Sonic 2, al igual que Knuckles Chaotix en alguna parte, supongo) luego tenemos los Adventures que siguen la historia en algún momento aunque algo entremedio pasó, por ejemplo Sonic R o 3D Blast, aunque nunca me quedaron claros. También tenemos Advance, Colors y Lost World, aunque podríamos considerarlos como otro Sonic más adulto. Y luego me enchufan Sonic 4 Episodio 1, 2 y “Metal” para que luego me cambien esa historia con Sonic Mania. Sí, esto es muy complicado de entender.

Pero sacando toda esa confusión de lado, Sonic Mania borra muchas líneas de tiempo y juegos que seamos sinceros, son malos. Por lo que al mismo tiempo Sonic Mania es un gran corrector con mucho (y mucho) líquido que elimina Sonic 4 del mundo.

Jugabilidad, bienvenidos a la “Manía”:

Divertido, clásico y con el zorro volador en la espalda.
Divertido, clásico y con el zorro volador en la espalda.

Con la típica tecla para saltar y movernos, Sonic nunca necesitó más para traer grandes experiencias. Muy similar a lo que tenemos desde el primer título, Sonic a diferencia de Mario jamás necesito incluir nuevas estrategias para sentirse fresco y es algo que Sonic Mania deja muy claro. La gracia de Sonic siempre fue su diseño de niveles, su velocidad y la gravedad, nunca las nuevas jugabilidades. Es algo que Mania sigue explotando.

Los niveles clásicos funcionan de maravilla y son mejorados y alargados, dando nuevas posibilidades para los más fanáticos de estos. Mientras que los niveles nuevos son frescos, atractivos y que si bien no presentan una novedad nueva en la saga, son atrapantes y bien diseñados.

La posibilidad de jugar con Sonic, Tails (O ambos) y Knuckles está muy presente y es una gran oportunidad para darle una nueva oportunidad luego de estar terminado. Soy una persona rara que odia jugar con Tails y Knuckles y prefiere mil veces a tener solo a Sonic en estos niveles, por lo que sería injusto de mi parte quejarme de lo que proponen (principalmente Tails, que lo odio con todo mi ser) pero es algo que está ahí y suma mucho más a la hora de jugar al título.

Los minijuegos siguen estando ahí y tengo una relación de amor y odio con ellos, ya que adoro el nuevo Sonic en tercera dimensión corriendo para atrapar su esmeralda pero odio con toda mi alma el minijuego de las bolas azules. Es más ¿Existe alguien que le gusta este minijuego? Siempre fue odiado y sin embargo Sonic Mania lo trae de nuevo, sin razones.

Mi problema con Sonic Mania:
“Claro, tu quédate volando mientras me caigo de un precipicio, normal”.

Tal vez por lejos, el gran error de Sonic 4 fue eliminar todas estas posibilidades pero sin embargo si hay algo que hecho de menos de este título en Sonic Mania. El autoataque a los enemigos.

Sí, sé que hay mucha gente que me va a odiar por decir esto pero realmente creo que el autoataque a los enemigos funciona bien con Sonic. Aún más en 3D claro está pero no deja de ser una buena herramienta para que continúe la velocidad y tengamos menos pausas grandes y veamos emoción en cada movimiento.

Y esta es la falla de Sonic Mania en cuanto a jugabilidad, que es algo que sigue desde hace casi 26 años, el pararse y arruinar esa habilidad debido a chocar contra algo y dirigirte a buscar tus anillos. No me malinterpreten, eso está bien y Sonic 4 lo seguía teniendo, pero aunque lo hiciera más fácil, le daba ese toque de continuar corriendo y nunca parar la velocidad.

Creo que es lo que necesita Sonic Mania para que termine de cerrar como algo “impresionante” ya que aunque por momentos lo logra, no siempre lo termina haciendo cuando lo intenta. Y esto es debido a lo que comenté hace un momento.

Apartado musical, una grata sorpresa:

Esos cactus no tienen pinta de hacer mucho daño.
Esos cactus no tienen pinta de hacer mucho daño.

Con música de Tee Lopes y la gran sorpresa del remixero Hyper Potions (Al cual le abrieron el fantástico mundo de la música de videojuegos) Sonic Mania logra ser solida en el aspecto de banda sonora y no solo para darle un buen tributo a lo clásico como era de esperarse, sino por traer nuevas melodías atrapantes y con mucho estilo.

Recordando el gran trabajo de Michael Jackson y sus productores en Sonic 3 y Yukifumi Makino y Spencer Nilsen en Sonic CD (Seamos sinceros, ambas versiones JPN y USA son increíbles) Este juego rinde un enorme tributo y ubica a varios temas en mi colección personal de grandes OST de videojuegos.

Ya sea para ubicarnos en un estudio de televisión con todo ese sonido “Hollywoodense” o para a una gran fábrica de baterías, este juego cumple y nos da la chance de bailar mientras corremos rápido para conseguir esmeraldas del caos.

Gráficos, lo cúspide visual en 2D:

Luz. cámara... ¡Acción!.
Luz. cámara… ¡Acción!.

Quiero recalcar el enorme trabajo gráfico en este título, ya que además de ser atractivos y sumar muchísimo al gran diseño de niveles matemáticamente pensados para ser precisos e únicos, dejan en varios momentos con la boca abierta a muchos.

Nuevos enemigos, nuevas ideas visuales y sprites excelentemente trabajados es lo que se encuentra atrás de esta propuesta. Al igual que la posibilidad de estar en un mini-juego en tercera dimensión al más puro estilo de Sonic R (pero este si es bueno) para conseguir esmeraldas del caos.

Algunos puntos a mencionar:

Knuckles, el fuerte y mariposón volador del trío.
Knuckles, el fuerte y mariposón volador del trío.
Lo mejor:
  1. Sus nuevos niveles se encuentran desarrollados de manera excelente, al igual que la “re-imaginación” del los niveles clásicos.
  2.  La banda sonora de este juego es simplemente genial, con melodías que quedarán en la historia de la saga por mucho tiempo.
  3. Un regreso al clásico Sonic en 2D llevado de manera satisfactoria que cumplirá con los fans y no tan fans de la saga.
Lo peor:
  1. Continúa presentando minijuegos aburridos y malos jugablemente.
  2. No tiene soluciones al detener la frenética velocidad del título.
  3. Desvincula y crea problemas en la línea de tiempo de la saga.

Conclusiones:

Es difícil que nuestra nostalgia no explote al jugar el título, pero claramente no hay un cambio significativo al desarrollo de niveles y todo termina siendo una bonita experiencia visual sin muchas funciones en pantalla que sean del todo “nuevas“.

No hay duda que gráficamente y sonoramente es excelente, cumpliendo con las expectativas de los fans, pero sin embargo no es para nada el “título definitivo” de Sonic y se queda muy atrás en atrapar a nuevos seguidores del erizo (Algo en Sonic 4, Adventure y Lost World si intentaron).

Un plataformero solido, recomendable e ideal para pasar en una tarde solitaria o con amigos, nada del otro mundo pero termina siendo un buen juego en escalas generales. Luego de muchos años, Sonic ha vuelto.

¿Te gusta Sonic y los juegos de plataformas? Seguramente sea un título que se llevará todo tu cariño, recomiendo de corazón que lo pruebes.

¿No eres un fanático de Sonic y su velocidad? Puedes intentar darle una oportunidad, pero hay varios plataformeros excelentes que se alejan de la formula de Sonic para ti.

¿Qué opinas de Sonic Mania? ¿Se merece las notas que ha recibido? ¿Estás de acuerdo con nuestras conclusiones? ¡Comenta aquí abajo!