¡Sin excusas! Aquí te traigo 7 razones para leer manga

Para aquellos que nunca han conocido el maravilloso mundo del manga y para aquellos quienes lo conocen, pero aun buscan excusas para no leerlo. Aquí cambiarás de idea

0
Dragon Ball Super – Akira Toriyama

Yo sé que vas a decirme que no te animas a leer manga por la falta de animación o de color, o simplemente porque te aburre leer (pobre de ti). Pero la realidad es que el manga (historieta japonesa) y el anime (series de animación japonesa) son de los medios visuales más vistos y compartidos por millones de personas, de todas las edades y no solo en Japón.

La cultura gráfica nipona ha dado la vuelta al globo y ha cautivado seguidores de todas las nacionalidades, generaciones y clases sociales con memorables historias, desde Candy Candy y sus aventuras, los asombrosos Pokémon hasta Goku y su imparable “Kame hame ha”.
Por eso, si nunca has leído un manga ni has visto una serie de anime, voy a presentarte un universo ilimitado en historias. Y si ya te ha enganchado el anime, pero sigues dudoso con respecto a abrir tu primer manga, pues déjame darte 7 razones para que lo pienses mejor:

1.- Su variedad de contenidos:

Detroit Metal City – Kiminori Wakasugi

Dicen que cada cabeza es un mundo, pues para cada mundo de esos hay un manga ideal esperándolo puesto que literalmente, las categorías y géneros disponibles son interminables.

Existen títulos originales o adaptaciones de obras existentes y podemos encontrar desde los trabajos mas adultos a los mas infantiles, enamorarnos de lo romántico y exaltarnos con lo mas grotesco, incluso identificarnos con la situación mas realista o transportarnos al universo mas fantástico. Te puedo asegurar que sin importar lo quisquilloso que puedas ser, hay una opción para cada gusto.

2.- Te introduce en el mundo del Arte Visual:

Vagabond – Takehiko Inoue

Debido a su contagiosa influencia, el mundo de las historietas ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, al igual que sus seguidores y más de uno de ellos ha decidido dar el paso e introducirse al mundo del cómic y el manga es uno de los mejores ejemplos.
De hecho, algunos mangas son (tanto en lo narrativo como lo gráfico) auténticas obras de arte. ¡Y como no! La dedicación y el detalle que se pueden apreciar en algunas piezas convierte cada página en todo un agasajo a la vista. En Japón, la industria del manga es enorme y abarca todo tipo de profesionales. Desde autores, editores, ilustradores especializados, sin mencionar a las casas editoriales y revistas que se publican en Japón cada semana.

3.- El Manga es el “néctar” de la historia:

Naruto – Masashi Kishimoto

En la mayoría de los casos, el artista de manga o Mangaka escribe primero su obra y posteriormente, según el índice de popularidad, este obtiene una adaptación en anime. No obstante, las casas animadoras suelen hacer modificaciones en el trabajo original como cambios en los personajes, alteraciones en la trama o añadiéndole contenido adicional (relleno). Resultando en algunos casos que la serie de anime tenga grandes diferencias con el manga del que se adaptó.

El ejemplar de manga es la historia en su medio natural, original y sin cambio alguno en la continuidad de los hechos… Justo como nos gusta.

4.- Su originalidad:

YuGiOh – Kazuki Takahashi

El mundo de la historieta japonesa no solo es famoso por la variedad de sus contenidos, oh no, la otra cara de la brillante moneda es la originalidad de las historias que los artistas plasman en sus libros.

Absurdas fantasías, finales impredecibles, distópicos escenarios, no hay límite creativo y la tendencia común es romper los esquemas. Algunos autores de hecho son conocidos por ir hasta los puntos más extremos de lo inesperado con temas polémicos o incómodos, generando críticas y superando constantemente el límite de lo establecido.

5.- Lees a tu propio ritmo:

Shaman King – Hiroyuki Takei

No más pause ni regresar las escenas que te gusten, no tienes que sufrir más con capítulos cortos. Puedes tomarte tu tiempo y apreciar cada dialogo y cada viñeta con gusto. De hecho, si eliges tus ratos libres y le agregas algo de música, te digo por experiencia que leer manga puede tornarse en una terapia refrescante e inspiradora.

6.- El manga no tiene censura:

Ichi The Killer – Hideo Yamamoto

Bueno, esto no es del todo cierto. El cómic japonés no solo se abarca a público infantil, sino que tiene clasificaciones para todas las edades y los contenidos mas violentos o sexuales suelen venir de volúmenes para publico adulto. No obstante, a diferencia del anime, las tripas, las armas o la sensualidad no son removidos ni se rellenan los vacíos con ridículas censuras. Así que no encontraras cigarrillos convertidos en paletas de dulce ni escopetas intercambiadas por palas (Si 4Kids, es con ustedes). Si el autor quiere sangre, verás sangre.

7.- Aprendes sobre la cultura japonesa:

Rurouni Kenshin – Nobuhiro Watsuki

Japón es una nación llena de una cultura rica en filosofía e influencia (directa e indirecta). Ya sea en ejemplares como Rurouni Kenshin (samurai X) o Vagabond que nos mencionan aspectos históricos, o en obras que nos hablen de la vida escolar y las temáticas sociales de las personas, hasta en aventuras fantásticas podemos apreciar simbolismos o expresiones de cultura japonesa, así como obtenemos una visión clara de su punto de vista para muchas situaciones.

Gracias al manga, la cultura del país del sol naciente ha dado la vuelta al globo, recolectando, inspirando e influenciando personas con su maravillosa forma de ver la vida.

Trigun – Yasuhiro Nightow

Hemos llegado al final de este post. ¿Aún no he logrado convencerte? Pues más razón para darte la oportunidad, te aseguro que no vas a despegarte del manga luego. Y para ti que eres hater y ves a todo el lado malo ¡Anímate! después de todo no sabes si te convertirás en el próximo artista del siglo.